Somos un gran Sindicato

Una vez más, lo hicimos. Los más de 430 mil trabajadores sindicalizados que laboran en el Instituto Mexicano del Seguro Social deben sentirse satisfechos y dignamente representados por el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS), que en un entorno de complejidad económica y social, logramos una revisión de Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), favorable y un incremento salarial digno.

El primer gran éxito de esta revisión contractual fue conservar todas nuestras conquistas labores plasmadas en el CCT sin cambios y el Régimen de Jubilaciones y Pensiones sin modificaciones.

A partir de esta meta alcanzada, sumamos nuevos beneficios para la base trabajadora.

La situación económica del país complicó nuestra revisión de Contrato Colectivo de Trabajo.

Los márgenes de negociación son cada vez más estrechos. Tan es así, que varias negociaciones que llevó a cabo el Gobierno Federal con otras organizaciones gremiales hermanas se empantanaron y en varios casos, la forma de destrabarlas fue disminuyendo logros.

No fue el caso en el IMSS.

Nuestro trabajo cotidiano y la aportación que hacemos desde la trinchera pública, convierte al SNTSS en actor fundamental en la implementación de políticas de salud, laborales y sociales a favor de la sociedad mexicana.

Somos el cimiento de la seguridad social, portadores de bienestar para más de 80 millones de derechohabientes en el Seguro Social.

Nuestro trabajo habla de la valía y el derecho que tenemos de alcanzar una mayor calidad de vida a través del desempeño laboral cotidiano que desarrollamos.

Sin embargo, hay que reconocer, la base trabajadora enfrenta y enfrentará grandes desafíos.

Los sindicatos estamos obligados a renovarnos y a defender nuestros derechos plasmados en los Contratos Colectivos de Trabajo con “trabajo”. No hay otro camino.

Los tiempos nos obligan a vivir en unidad y armar estrategias y propuestas para enfrentar el nuevo contexto económico.

Los trabajadores somos parte central de la aspiración que todos tenemos de ser un país próspero, con futuro para nosotros y nuestros hijos.

El Gobierno Federal y la iniciativa privada lo saben.

Toca a las organizaciones gremiales, como la nuestra, ser proactivos e inteligentes para hacer valer la voz de cientos de miles de sindicalizados con iniciativas innovadoras que fortalezcan a las instituciones sin afectar derechos adquiridos.

La unidad hace la diferencia.

Main Image

11 Octubre 2017

Compartir