Garantizada a 2020, viabilidad financiera del IMSS: Informe

La viabilidad financiera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) está garantizada hasta 2020. Las medidas de contención del gasto administrativo y eficiencia en adquisiciones generaron ahorros, sólo en 2016, por más de 6 mil millones de pesos. Desde 2013 se dejaron de usar las reservas financieras hasta llegar a cero el año pasado, para alcanzar el punto de equilibrio e incluso lograr superávit, indica el Informe al Ejecutivo y al Congreso de la Unión sobre la situación financiera del IMSS 2016-2017.

Señala que el trabajo realizado en los cuatro años pasados sentó las bases para que continúe a corto plazo la operación del organismo. En cada periodo se han dado más años de vida al instituto. En octubre pasado, el director general, Mikel Arriola, informó a la Asamblea General del IMSS que la viabilidad financiera podría continuar más allá de este sexenio, a 2019. El nuevo informe da cuenta de una nueva extensión, a 2020.

Al final de 2017 los ingresos llegarán a 625 mil 863 millones de pesos y los egresos ascenderán a 619 mil 687 millones, lo cual generaría un excedente de 6 mil 176 millones. En tanto, con lo que se debe ir a las reservas financieras, al fondo laboral y lo que se obtenga por intereses, el saldo a favor será de 241 millones de pesos. Estos recursos se destinarán a inversión física en los próximos años.

Cuotas obrero-patronales

El documento, entregado ayer por el Seguro Social, resalta el incremento de los ingresos por cuotas obrero-patronales. En 2016 ascendieron a 268 mil 844 millones de pesos, equivalentes a 19.5 por ciento en términos reales respecto de 2012, mientras en el mismo lapso del sexenio anterior fueron de 3 por ciento real.

Este resultado fue posible por una mayor formalización del empleo, la simplificación y digitalización de trámites y el Modelo integral de fiscalización, el cual consiste, entre otros, en la coordinación con otras autoridades, como la Secretaría del Trabajo y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), a fin de contar con mejor información para vigilar y cobrar a los sectores y empresas que evaden el pago de contribuciones a la seguridad social.

De esta manera, el IMSS ha aumentado cada año sus ingresos. En 2014 obtuvo 5.1 por ciento más respecto de 2013.

Para 2016 la recaudación subió 8.5 por ciento (13 mil 875 millones de pesos) sobre las cifras de 2015.

Un factor relevante para el aumento en la recaudación ha sido la creación de empleos. En lo que va de este gobierno se han generado 2 millones 699 mil 382 plazas formales, lo cual triplica los datos del mismo periodo del gobierno anterior.

Respecto de la principal carga financiera que tiene el IMSS, el Régimen de Jubilaciones y Pensiones de sus trabajadores, el informe indica que en 2017 crecerá 11.9 por ciento en términos reales, y aunque esta tendencia continuará hasta 2035, el documento estima que entre 2018 y 2025 la tasa media dé crecimiento anual será de 3.3 por ciento real.

En el apartado sobre los servicios médicos, refiere las medidas que se han emprendido para mejorar la calidad, como el programa Unifila, las cirugías de fin de semana, el Código infarto y el nuevo modelo preventivo de enfermedades crónicas, entre otros.

También reconoce la necesidad de aumentar la capacidad de atención y de invertir para estos fines 54 mil 415 millones de pesos entre 2017 y 2025. Para ello el IMSS anuncia que se utilizará la Reserva de operación para contingencias y financiamiento, así como la Reserva financiera y actuarial del seguro de enfermedades y maternidad.

Además de fortalecer la operación de programas médicos prioritarios, con nuevos equipos médicos, se reducirá el gasto operativo, ya que en lugar de comprar, el instituto recurrirá a la subrogación de servicios. Este mecanismo ha demostrado que se aumenta la eficiencia y se obtienen ahorros económicos.

El informe indica que se requieren equipos de alta especialidad, como aceleradores lineales, tomógrafos, mastógrafos y de braquiterapia. Todos estos tienen alto impacto en la prestación de servicios preventivos y curativos de enfermedades graves y de alto costo.

También la simplificación y digitalización de trámites y servicios continuará como alternativa para mejorar la eficiencia de los procesos. Para dar cuenta de los beneficios, menciona el caso del trámite de incapacidad por maternidad, el cual ha beneficiado a 75 mil mujeres que tuvieron parto fuera del IMSS. Representan 28 por ciento del total de trabajadoras-derechohabientes que al año se convierten en madres.

Se evitaron 350 mil visitas a unidades médicas familiares que no eran necesarias.

Con la cita medica digital mediante la aplicación IMSS Digital se redujeron 75 por ciento los tiempos de espera y a diario se asignan cinco mil citas.

En este año, el Seguro Social prevé poner en marcha pensión en línea, incapacidad por Internet, el programa Chécate en línea y el recientemente anunciado Registro de obras de la construcción, también por Internet. ///La Jornada

 

Main Image

07 Julio 2017

Compartir